El antiguo arte veneciano del soplado de vidrio sigue siendo una actividad muy viva en la isla de Murano. Los maestros vidrieros trabajan bajo el calor creando diseños intrincados utilizando hornos históricos. Constituyen un vidrio con reflejos y colores excepcionales porque las sílices, incluida la arena en particular, se seleccionan por su grano muy fino, muy regular y muy puro. Es un conjunto de recetas mantenidas en secreto durante varios siglos para hacer colores únicos.
Muchas gracias a 4 Glass Murano, reconocidos maestros vidrieros que hicieron posible este reportaje.
www.4glassmurano.it/en
Burano es una isla en la laguna norte de Venecia. Es conocido por su encaje y sus canales bordeados de casas de colores brillantes.