San Michele es una isla cementerio.
En el pasado, un convento estuvo allí en el norte de la isla.
Antes del siglo XIX, los venecianos enterraban a sus muertos en cementerios parroquiales alrededor de las iglesias.
Napoleón Bonaparte prohibió esta práctica en 1804 y construyó un cementerio único, alejado de la ciudad, en la isla de San Michele, donde estaba ubicado el convento.
A partir del siglo XIX, San Michele se convirtió en el cementerio de los venecianos.
El cementerio fue organizado y construido por el arquitecto Gian Antonio Selva
Alberga las tumbas de figuras famosas como Serge Diaghilev (1872-1929) a quien los bailarines siempre rinden homenaje colocando una zapatilla de ballet en su tumba o Igor Stravisnky (1882-1971) y su esposa Véra. El compositor ruso murió en Estados Unidos pero fue enterrado en Venecia, según sus últimos deseos.